Design thinking

Design Thinking: El método para innovar y hacer crecer tu empresa


blueprint

El principal objetivo de todas las empresas del mundo, es encontrar la mejor solución para los problemas de sus clientes. Para ello, es necesario innovar, ya que existe una alta competitividad en el mercado. Y la innovación es el mejor camino para brindar la mejor experiencia a nuestros clientes.

Pero la innovación no aparece por arte de magia. Es necesario atraerla. Para ello surge una metodología de trabajo en la que se apunta a crear equipos creativos, ingeniosos e innovadores.

Design Thinking es una metodología que pone como centro de escena a los usuarios y en cómo resolver sus problemas, de una manera ágil, creativa, innovadora y con un enfoque multidisciplinario.

ideas-business

Pero primero: ¿Qué es la innovación?

La innovación es no hacer siempre lo mismo si queremos obtener resultados diferentes. Es intentar aquello que parece inusual. Es traer a escena una nueva solución, algo que nunca antes intentamos o hicimos para resolver ese problema. Muchas veces vamos directo a una solución conocida, sin pensar siquiera, si es la más efectiva.

Muchas veces, nos encontramos con la necesidad de innovar ya que nos topamos con un problema nuevo, que no sabemos cómo resolver. Pero muchas otras veces, podremos innovar para no realizar siempre lo mismo y de la misma manera.

Uno innova en todos los aspectos de la vida: no siempre se prepara la misma comida, a veces cambiamos el camino hacia un lugar conocido simplemente porque queremos conocer nuevas partes de nuestra ciudad o porque estamos hartos de hacer siempre lo mismo y obtener siempre los mismos resultados.

Etapas del Design Thinking

design-think

Existen diferentes variantes de la metodología, aunque todos los especialistas coinciden que las etapas que lo forman son: empatizar, definir, idear, prototipar y evaluar. Aunque estas etapas no son lineales, debemos transitar cada una de ellas. Es un proceso cíclico, de retroalimentación en donde no termina jamás. Es una metodología en donde no se castiga el ‘equivocarse’ sino que por el contrario, equivocarse rápido y barato es sinónimo de aprendizaje.

Empatizar

Empatizar con los usuarios habla de ponerse en los zapatos de ellos. Pensar y sentir como ellos. Entender sus problemas desde el seno de su vida misma. Aquí es muy importante pensar y preguntarse cómo se sienten nuestros usuarios consumiendo nuestro producto o servicio.

En esta etapa cobra vital valor las encuestas, que permitirán conocer qué piensan los clientes. Optar por darles opciones y conocer, cuales para ellos son las más viables. Podremos descubrir características de nuestros servicio que no eran ponderadas por nosotros pero amadas por nuestros clientes y viceversa. Realmente te sorprenderás de los resultados obtenidos por empatizar y pensar como ellos.

Existen diferentes técnicas además de la encuesta, que pueden ser:

  • Mapa de actores.
  • Mapa Mental.
  • ¿Qué, cómo y por qué?
  • Usuarios extremos.

Entre otras técnicas que a lo largo del Blog vamos a comentar.

Definir

Durante la etapa anterior vamos a recopilar gran cantidad de datos que en esta etapa vamos filtrar y seleccionar para ver qué datos aportan realmente valor y nos permiten alcanzar nuevas perspectivas interesantes. Analizaremos los datos para obtener información. Podremos identificar problemas o necesidades que, si solucionamos, obtendremos un valor y un resultado innovador. El identificar las problemáticas más importantes será la principal preocupación de esta etapa. Estas preocupaciones marcarán el rumbo a seguir.

Dentro de esta etapa podremos utilizar diferentes técnicas, dependiendo del contexto. Las más populares son:

  • Blueprint.
  • Diagrama de prioridades.
  • ¿Cómo podríamos…?
  • Matriz de esfuerzo e impacto.

Idear

Una vez que el problema está planteado, el siguiente paso será ponerlo sobre la mesa y dejar que la creatividad haga lo suyo. El objetivo de esta etapa es generar un sinfín de opciones. Y es importante resaltar que no debemos quedarnos con la primer idea que se nos ocurra. Se deben eliminar los juicios de valor, ya que a veces las ideas más alocadas son las que generan las soluciones innovadoras del futuro.

La tormenta de ideas es una de las técnicas por excelencia para esta etapa, en la que varios miembros de tu equipo pueden participar. Pero además, podemos involucrar otras técnicas como maquetación, la técnica del ‘si yo fuera..’ para ponerse en el lugar del otro, entre otras.

Prototipar

En esta etapa debemos elegir una idea y profundizar y hacerla más palpable. El prototipar nos va a permitir visualizar posibles soluciones y mostrarnos diferentes elementos que debemos mejorar o tener en cuenta antes de avanzar hacia la etapa final. La clave de esto es que el prototipo sea lo más económico posible. Puede ser un simple boceto dibujado en papel. Lo importante, es tener ese MVP (Producto Mínimo Viable) que nos permita pasar a la siguiente etapa y probar y validar lo que realmente queremos validar. Ya va haber tiempo (y de sobra) para mejorar este prototipo.

En esta etapa, dependiendo del tipo de producto o servicio, se pueden utilizar diferentes técnicas. Si es un software, se puede desarrollar un MVP con únicamente las funcionalidades críticas. Se puede realizar una maqueta representativa o se puede realizar un juego de roles. Bocetos en papel también cuentan y son muy útiles y utilizados en esta etapa.

Probar

Durante esta etapa deberemos probar nuestros prototipos con los usuarios reales. Esta fase es crucial porque nos permitirá identificar aspectos a mejorar y que son críticos para nuestros usuarios. Aspectos que nos van a hacer ir de nuevo a la primer etapa y revalidar todo. No debes asustarte si recibes una primer impresión no muy positiva. Al contrario. Es un prototipo, estás probando. Todo los aspectos negativos que te encuentres serán aprendizaje (y a un bajo costo). Es vital escuchar y dejar plasmado el feedback de tus usuarios. Al fin de cuentas, ellos son los que van a utilizar y pagar por tu servicio/producto.

Recuerda, debemos reinventarnos e innovar continuamente. Esto es un proceso iterativo e incremental, en donde debes responder lo más ágil posible a los feedback de tus usuarios.

Y esto te va a permitir vender más!

No te quedes afuera de la innovación!

Se bueno y compartelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *