Objetivos Inteligentes SMART

Cómo definir objetivos SMART para tu negocio


target-smart

Los objetivos SMART son objetivos inteligentes y bien planteados y nos van a ayudar a crecer y sobre todo, medir el crecimiento de nuestro negocio. Si bien es una técnica muy utilizada en el mundo empresarial, es conveniente que la empieces a aplicar en varios ámbitos de tu vida cotidiana.

Muchas veces, la etapa de definir metas y objetivos puede ser un proceso muy complicado y difícil, ya que no sabemos cómo definirlos y la mente se nos pone en blanco, sin saber para donde salir.

Pero definir objetivos es fundamental para todo el equipo y el negocio en sí. Tener metas claras nos va a fijar un norte hacia donde queremos ir y vamos a poder consultar, en todo momento, qué tan cerca o lejos estamos de alcanzarlo.

¿Cómo debe ser un objetivo?

Específico (Specific)

El objetivo debe ser lo más concreto y claro posible. Cualquier persona que conozca tu objetivo debe poder entender que pretendes lograr. Y es muy importante que no sea ambiguo.

Una buena forma de comprobar que el objetivo esté bien redactado es que podamos responder la mayor cantidad de estas preguntas:

  • Qué queremos lograr.
  • Quién deberá alcanzar el objetivo. Ya sea un individuo o un equipo.
  • Dónde, sólo si la ubicación es un aspecto relevante en el objetivo.

Un objetivo erróneo sería: aumentar nuestras ventas para el mes de febrero.

En cambio, un objetivo SMART sería: aumentar las ventas de X tipo de producto un 35% en el mercado de Córdoba, antes del 31 de Marzo.

Medible (Measurable)

Que un objetivo sea medible significa que debemos poder cuantificar y poder conocer qué tan cerca o lejos estamos de alcanzarlo. Es vital que el objetivo sea medible, ya que eso nos va a permitir controlar como venimos y tomar medidas correctivas en cuanto a nuestra estrategia.

Las preguntas que debemos responder para comprobar que esté bien redactado son:

  • ¿Cuanto? ¿Cuantos
  • ¿Cómo sabré cuando se haya cumplido?

Un objetivo erróneo sería: aumentar el ticket promedio de nuestros clientes de indumentaria.
En cambio, un objetivo SMART sería: aumentar el ticket promedio de nuestros clientes de indumentaria en un 25%.  

Alcanzable (Actionable)

Los objetivos deben ser alcanzables. Esto significa que debe ser posible poder lograrlo y cumplirlo en el plazo estipulado. Siempre deberá ser ambicioso pero esta ambición debe ser un reto ciento por ciento alcanzable si aplicamos los esfuerzos correctos. Sin embargo, hay que tener en cuenta la posibilidad de que cambie el entorno, por ende se puede reajustar ante cualquier eventualidad no contemplada.

El ejemplo de alcanzable varía dependiendo de la industria y de los conocimientos que vos, y sólo vos, tenes de tu negocio. Si es posible adquirir 10 nuevos clientes del rubro indumentaria en un mes, entonces esto es alcanzable.

Relevantes (Relevant)

Que un objetivo sea relevante significa que debe ser importante y motivante para nosotros. Y debe estar dentro de nuestras posibilidades. Debemos tener objetivos dentro de nuestras posibilidades (tanto por nuestros recursos disponibles, como por nuestra motivación por lograr dicho objetivo).

Con relevante, debemos poder responder las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué?.
  • ¿Para qué?
  • ¿Es el momento adecuado para este objetivo?

Acotados en el Tiempo (Time-bound)

Es clave poner una fecha límite para cumplir el objetivo. Esto nos va a permitir no hacernos trampa y poder determinar si hemos alcanzado la meta en tiempo y forma.

Debemos poder responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuando?
  • ¿Que debo hacer hoy o este mes para alcanzar el objetivo?

Un objetivo mal definido sería: aumentar la cantidad de clientes un 5%.

En cambio, un objetivo bien redactado sería: aumentar la cantidad de clientes un 5% antes de Octubre.

Ahora que ya sabes cómo redactar los objetivos SMART debes tomar papel y lápiz y empezar a redactar tus objetivos teniendo en cuenta los diferentes puntos que vimos en este artículo.

Recuerda que con nuestro sistema podrás definir tus objetivos e ir controlando de forma fácil e intuitiva.

En los próximos artículos veremos cómo utilizar tableros de indicadores y la importancia de los mismos.

Se bueno y compartelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *